.
18 mayo, 2017

PODEMOS CV pide la modificación de la Ley Forest Valenciana y una actuación urgente sobre las plagas forestales

podemos grup parlamentari comunidad Valenciana foto

Grupo Parlamentario PODEMOS CV

Gascó Verdier: “La falta de interés político y presupuestario de estos años ha sido nefasta para nuestro sistema forestal (73 por ciento del suelo) así como para la economía y la creación de empleo en las zonas rurales de la comunidad”

 

beatriz gasco

Beatriu Gascó i Verdier. Responsable del Área d’Agricultura, Desenvolupament Rural y Sobirania Alimentària Consell Ciutadà de la Comunidad Valencia Podemos.

Según la diputada Beatriu Gascó Verdier “después de dos años transcurridos tras el cambio de gobierno, sin mejora en la aplicación de esta ley ni actualización de su contenido a la realidad actual, hemos decidido presentar esta iniciativa parlamentaria. La falta de interés político y presupuestario de estos años ha sido nefasta para nuestro sistema forestal (73 por ciento del suelo) así como para la economía y la creación de empleo en las zonas rurales de la comunidad, favoreciendo la despoblación. Podemos CV apuesta por iniciar un proceso de renovación y adaptación de las 12 demarcaciones del suelo forestal valenciano a la realidad del siglo XXI.”

La Proposición de Ley que presenta Podem pretende que los partidos políticos que forman el actual arco parlamentario en Les Corts, debatan la realidad de los montes, tanto públicos como privados, e incluyan a todos los agentes implicados, haciendo partícipe a la sociedad valenciana en la revisión y ejecución de esta ley.

Los nuevos escenarios actuales de cambio climático y la nueva realidad de incendios forestales, requieren del esfuerzo y la coordinación de todas las administraciones públicas, entes sociales, colectivos ecologistas y asociaciones empresariales.

antonio montiel vazquez podemos

Antonio Montiel Márquez. Imagen Cadena SER.

PODEMOS CV considera que, durante la tramitación, deberían abordarse temas clave como la gestión, prevención, supervivencia de la biodiversidad, realidad del cambio climático, geología, cuidado de la red Natura 2000, economía, empleo y despoblación. Y hacer frente a la carencia de los PORF, las deficiencias de accesos y caminos, el aumento responsable de infraestructura mínima de planificación en la prevención de los futuros grandes incendios forestales (GIF), la falta de sinergias con los municipios enclavados en suelo forestal (Administración local) y sobre todo, con los habitantes de dichos municipios.

Todo ello frenaría – explica Gascó – a su vez, la pérdida sangrante de habitantes del territorio rural valenciano, debido entre otras cosas, a la falta de rentas productivas y oportunidades laborales, con el consiguiente abandono de fincas e infraestructuras agrarias, y aumento de suelo forestal sin ningún tipo de gestión y prevención.”

A LA MESA DE LES CORTS

Antonio Montiel Márquez, Beatriu Gascó Verdier, síndico y diputada del Grupo Parlamentario Podemos-Podem,  respectivamente, de acuerdo con los artículos 124 y siguientes del RCV, presentan la siguiente proposición de ley de tramitación ordinaria de modificación de la ley 3/1993, de 9 de diciembre, de la Generalitat, Ley forestal de la Comunitat Valenciana.

 ANTECEDENTES

El abandono de fincas rusticas agrícolas de los municipios de interior de la Comunidad Valenciana ha creado un gran problema de aumento de suelo forestal sin ningún tipo de gestión silvícola.

Estas parcelas agrícolas pasan, sin declaración ambiental ni más proceso que el puramente administrativo, a ser de uso forestal después de diez años de inactividad. Pero la legislación si exige a los propietarios todo un compendio de recursos legales y económicos para recuperar su uso agrícola de nuevo.

Pero la Ley 3/93, de 9 de diciembre, de la Generalitat, Ley forestal de la Comunitat Valenciana, no tiene previsto este aumento descontrolado de suelo forestal ni sus consecuencias sobre los incendios forestales. Tampoco considera el descuido de infraestructuras que conlleva el abandono agrario, donde caminos, sendas, vías pecuarias, fuentes, abrevaderos y balsas se dejan sin mantenimiento y en pocos años termina por desaparecer, haciendo del territorio una maraña sin gestión y sin discontinuidad, creando un ente favorecedor de los Grandes Incendios Forestales y acercándolos cada vez más y con mayor ferocidad a las interfaces urbano-forestales.

Tampoco tiene previsto esta ley un incremento proporcional de medios en prevención de incendios, haciendo que la administración se vea superada por la magnitud del abandono y la cantidad de territorio a gestionar.

Es urgente acometer una reforma de la ley que permita solucionar los graves problemas a los que se enfrenta el territorio de la Comunidad Valenciana: La falta de Planes de Ordenación Forestal en las Demarcaciones, la inexistencia de accesos a las fincas forestales abandonadas, la carencia de una infraestructura mínima de planificación en prevención de incendios forestales, la falta de comunicación y sinergias con los municipios de interior y sus habitantes y la pérdida de población rural y de rentabilidad, con el consiguiente abandono de suelo que queda sin gestión pública ni privada.

No podemos permitir que todos estos problemas y la incapacidad de las estructuras administrativas para hacerles frente, dañen nuestra Red Natura 2000 y hagan peligrar nuestros espacios protegidos. Menos aún en un escenario de cambio Climático como el previsto, que ya comenzamos a padecer.

Son urgentes las medidas de comunicación, concienciación y participación de la ciudadanía valenciana en el conocimiento del patrimonio forestal. Así mismo son urgentes las medidas de salvaguarda de suelo tradicionalmente agrario y la conservación de la población rural, considerando las actuaciones conjuntas entre administración y habitantes rurales como única forma sostenible de gestión del monte valenciano.

Por último, se hace necesario que la administración establezca planes de quema locales en un plazo máximo de cuatro años, subordinados a los planes locales de prevención de incendios forestales y a los de cada demarcación, por supuesto con ayuda técnica, humana y económica de la Consellería, teniendo en cuenta que son municipios del interior, con problemas de despoblación y recursos, pero ricos en patrimonio forestal.

La modificación de la ley forestal propuesta debe ser entendida como una herramienta legislativa, útil y beneficiosa, que ha de apoyar a la población rural y considerarla agente indispensable en el proceso de conservación del territorio.

Las políticas desarrolladas durante estas décadas se han limitado a certificar, mediante la cartografía, el aumento de la superficie abandonada de fincas agrícolas, las cuales automáticamente quedaban adscritas a suelo forestal, trascurrido un plazo superior a diez años en desuso, perdiendo la capacidad de posible reversión por sus antiguos propietarios

El crecimiento de estas superficies abandonadas ha sido de tal magnitud que ha paralizado la capacidad de reacción, gestora y económica de la administración. Esta situación ante la falta  de gestión de dichas fincas por la administración puede propiciar el consiguiente peligro ante incendios forestales, extensión de plagas y enfermedades y pérdida de biodiversidad en nuestro patrimonio forestal. Así como el abandono del territorio incluida a la Red natura 2000.

Es necesario aceptar, de manera definitiva, que el suelo forestal de la Comunidad Valenciana es, en su conjunto, zona de alto riesgo de incendio. Y, en consecuencia, todos los entes locales y sus términos municipales están en zona de alto riesgo forestal.

El retraso constatado en la aplicación de la Ley 3/1993, ha provocado desigualdades en el territorio valenciano y en especial en el interior. Este retraso en cualquier actuación de planificación y gestión en dichas zonas ha imposibilitado cualquier implicación en la gestión de los entes municipales que las engloban.

Las demarcaciones previstas en la ley en el año 1993 y en el PATFOR de 2013, son de vital importancia en la planificación forestal.  El concluirlas ha de ser prioritario para cualquier actuación respecto a prevención de incendios, recuperación de vías pecuarias, conservación de biodiversidad, preservación de Red Natura 2000, lucha contra el Cambio Climático…) Implicará, además, efectos positivos en los municipios que pertenezcan a dichas demarcaciones relativos a la retención y aumento de población, aumento del PIB, nicho de empleo en el sector forestal, ecoturismo, accesos y vías de comunicación, y lo más importante, la implicación en la gestión forestal de sus términos municipales.

La aplicación de esta ley ha de ser compatible con la supervivencia de los habitantes del mundo rural, de su actividad agrícola, forestal, turística, generadora de empleo y fortalecedora del PIB local, y al mismo tiempo la garantía  de su  conservación y de sinergia cómplice  entre los habitantes  locales y su fuente de ingresos.

PROPOSICIÓN DE MODIFICACIÓN DE LA LEY 3/1993, DE 9 DE DICIEMBRE, DE LA GENERALITAT, LEY FORESTAL DE LA COMUNIDAD VALENCIANA

PREAMBULO

La Ley 3/1993, de 9 de diciembre, de la Generalitat es la base normativa destinada a encauzar la gestión y el aprovechamiento forestal del territorio valenciano.

Esta ley sienta las bases de regulación precisas para el cuidado y protección de la gran variedad de riqueza natural en los sistemas montañosos de la Comunidad Valenciana, considerándolos en su conjunto y teniendo en cuenta las diferentes peculiaridades y los desequilibrios territoriales.

La necesidad de salvaguarda reclamada por el conjunto de la sociedad para la protección de la riqueza forestal valenciana, hicieron ineludible una normativa que regulara la gestión tanto de la propiedad pública como de la privada.

Sin embargo, 24 años después, es necesario reconsiderar el contexto en el que se desarrolla esta ley, teniendo en cuenta nuevos escenarios sociales y climatológicos.

La situación de cambio climático, con variaciones de temperatura y episodios de sequía y lluvias cada vez más extremos, así como la grave situación de abandono de terreno agrario y despoblación rural, hacen necesaria su actualización y reforma.

Igualmente,  la aparición de fenómenos novedosos en el desarrollo de incendios forestales como pueden ser el fenómeno de los GIF (Grandes Incendios Forestales) favorecidos por  la falta de discontinuidad tradicional agrario forestal, unidos la cercanía cada vez más frecuente de las poblaciones a las interfaz urbano forestal, urgen a tomar nuevas medidas de regulación encaminadas a la protección de las zonas urbanas ubicadas en las inmediaciones de los sistemas forestales, así como de los espacios protegidos y  la población rural, ante incendios forestales  cada vez más frecuentes y de complicada resolución por las dimensiones y ferocidad que pueden llegar a alcanzar. El descuido de las infraestructuras que conlleva el abandono agrario, hace que los caminos, sendas, vías pecuarias, fuentes, abrevaderos y balsas se queden sin mantenimiento y en pocos años terminan por desaparecer.

Entre las medidas que ya se postulaban como básicas en la Ley 3/1993 estaba el incremento de la propiedad forestal de la Generalitat valenciana y el fomento de las actividades privadas de gestión forestal, para la preservación del territorio.

En 2016, la Comunidad Valenciana poseía cerca de 1,3 millones de hectáreas de suelo forestal. De ellas, un 55,2% pertenece a propietarios privados, un 28,95% a los ayuntamientos, un 9,65% a la Generalitat y por último hay un importante 6,2% cuyos propietarios se desconocen.

El aumento de superficie forestal total de la Comunidad Valenciana, desde el año 1993, ha sido producto del abandono del suelo agrícola a lo largo de todo el territorio y posterior colonización de especies forestales, en especial por el género Pinus, especie especialmente pirófita.

Sin embargo, el suelo forestal propiedad de la Generalitat sigue paralizado en el 9,65 % y no se han conseguido en 23 años los objetivos de aumento de la propiedad y gestión pública planteados en la ley.

Para poder mejorar esta situación se hace necesaria la reforma de varios artículos de la ley, considerando como válidos e irrefutables los objetivos previstos en la norma, pero siendo necesario actualizar los procedimientos planteados para lograrlos.

Se aprovecha la presente modificación para actualizar distintos títulos y capítulos de la Ley. Así el Título I pretendía paliar los serios inconvenientes que, para la gestión, suponía una propiedad privada no rentable y minifundista, formada por explotaciones de uso agrícola de superficie inferior a 1 ha, sin beneficios para la propiedad, y que en la actualidad están abandonadas careciendo por tanto de uso y gestión agraria o forestal.

Sin embargo, es necesaria la modificación de los capítulos I, II y III de este título para redefinir la situación actual de terrenos agrícolas abandonados, así como las actuaciones y los agentes implicados en los procesos de gestión forestal.

Es necesario también modificar parte del capítulo IV, donde se especifican las competencias de las administraciones públicas. Especialmente en lo que atañe a la administración local.

Para hacer posible la participación de la administración local y población del interior en la planificación y gestión, hay que replantear los artículos 14 al 18, relativos a las demarcaciones forestales y a los Planes de ordenación de los recursos forestales (PORF), para favorecer la comunicación entre las administraciones y empoderar a los territorios en la gestión de su propia demarcación, considerando la mayoría de propiedad privada minifundista abandonada de los términos municipales y la falta de posibilidad de delegación de competencias de los entes municipales hacia la administración superior sobre esos terrenos privados abandonados.

Respecto al Título II la modificación se dirige a replantear los artículos 18 y 21, relativos a la ordenación y planificación territorial, para poder dotar a la administración local de una defensa efectiva frente a cualquier retraso de la planificación de la administración Autonómica, ante la urgencia y la gravedad de los escenarios de cambio climático, falta de discontinuidad agraria forestal, cercanía de la interfaz urbana y la aparición de los GIF

Respecto al Título III, de la ley. Es preciso considerar que el suelo forestal propiedad de la Generalitat sigue paralizado en el 9,65% y no se ha aumentado la propiedad pública valenciana, como preveían los artículos 39, 40, 41, 42 y 43.

Estos artículos promovían la incorporación de fincas al patrimonio valenciano, en función del derecho del ejercicio del derecho de tanteo o retracto por la administración conforme a la legislación forestal del Estado, priorizando fincas de más de 250 ha y fincas situadas en zonas protegidas. Y estableciendo el mecanismo de expropiación forzosa. Pero la legislación no acomete el problema generalizado de fincas privadas abandonadas y fincas sin gestión forestal de menos de 250 ha, sobre las que incide la presente reforma.

Respecto al Título IV. 

Los artículos 44 y 45 establecen la necesidad de fomento de actividades privadas y participación activa de los propietarios en el cumplimiento de la ley. Así como la participación de los entes locales en los instrumentos de ordenación, programación y zonas de actuación urgente.

En su artículo 46 especifica las acciones concertadas mediante convenios con los municipios, propietarios y particulares. Pero las limita a la gestión, conservación y mejora de los terrenos forestales catalogados, que son los públicos, de la Generalitat o municipales, sin recoger ninguna actuación sobre los suelos privados, que es donde actualmente se encuentra el grave problema del abandono.

El apartado 2 del artículo 46 define las acciones concertadas, por parte de acuerdos, convenios con las administraciones y consorcios administrativos para reforestación y regeneración de tierras forestales o agrícolas abandonados.

En la creación de estos consorcios podría estar la solución a la falta de gestión forestal de terrenos privados. Para la constitución de consorcios, según la ley 8/2010, de 23 de julio, de Régimen local de la Comunidad Valenciana, en su art. 108, 109 y 110, es necesaria una iniciativa de la administración, que en este caso el Gobierno autonómico, sobre todo porque la tramitación administrativa de esta figura requiere la aprobación de la Generalitat, en su competencia sobre administración local.

Respecto al Título V. Hay que incidir en que es en la aplicación de este título donde más se observa la necesidad de modificar la Ley Forestal. Haciendo necesaria la actuación frente a las consecuencias producidas por el aumento de fincas abandonadas y la falta de control sobre los propietarios privados, sobre todo en relación al artículo 49. La realidad del territorio forestal valenciano, minifundista, con accesos abandonados, pendientes variables, terrazas artificiales y suelos de escaso valor agrícola, necesita una actualización de los planteamientos de gestión.

Es particularmente difícil llevar a cabo el apartado 3 del artículo 49, cuya aplicación derivaría en la expropiación de una estimación de 717.600 ha. difícilmente asumibles por parte de la administración. Por lo tanto, el artículo 49, debe sufrir algunos cambios notorios que faciliten la gestión y al mismo tiempo no obliguen a la administración forestal a aplicar estas medidas contempladas en el apartado 3 del citado artículo 49.

Finalmente, respecto al Título VI, la modificación propone que el capítulo II que incide en las plagas y enfermedades forestales, se adecue a la realidad, sobre todo los artículos 52 y 53 en relación con el incremento de abandono forestal de terreno privado y su consecuencia en forma de falta de detección de la presencia de plagas y enfermedades.

En consecuencia, los artículos 52.2 y 53.2 pierden efectividad real debido a la cantidad de ha y de propietarios afectados por alguna plaga o enfermedad.

Respecto al Capítulo III, referente a los incendios forestales. Los artículos 55, 56 y 57 necesitan una adaptación a la realidad, sobre todo los apartados 3 y 5  donde se hace una referencia concreta a las entidades locales.

Esta modificación de la ley es precisa para asegurar la conservación del territorio natural valenciano y para preservar la seguridad de sus habitantes frente al incremento de los incendios forestales, vinculando el cuidado y la conservación con el aprovechamiento forestal.

La política de preservar, mantener, y aumentar la cantidad y calidad de nuestra biodiversidad, Red Natura 2000, Parques  Naturales, zonas húmedas, hace necesaria una racional planificación y gestión de nuestros suelos  forestales. La lucha ante  el cambio climático y la producción sostenible, debe además ser compatible con el aumento de la calidad de vida y la eliminación de desigualdades en el territorio rural, municipios y poblaciones del interior  de nuestra Comunidad.

En virtud de todo lo anteriormente expuesto DISPONGO

Título I. Disposiciones generales

Artículo 1. Objeto

El objeto de la presente ley es introducir en el ordenamiento jurídico valenciano las reformas normativas necesarias con el fin de adecuar la regulación en materia de espacios forestales  a  los cambios sociales y normativos operados en el sector.

Artículo 2. Principios de actuación

La actuación pública en materia espacios forestales debe inspirarse en los principios de simplificación normativa y administrativa, de racionalización de las administraciones públicas y de no imposición de cargas que conlleven un coste innecesario para los ciudadanos y para la actividad económica. Todo ello sin perjuicio de las medidas necesarias para tratar de obtener la mayor seguridad de personas y bienes.

Título Segundo. Modificación de la ley 3/1993, de 9 de diciembre, de la Generalitat, Ley Forestal de la Comunidad Valenciana

Artículo 3. Modificación del artículo 2 de la Ley 3/1993

  1. Se modifica las letras a), b), c), d) y se crea una nueva letra e) en el artículo 2 de la Ley 3/1993, que pasa a tener el siguiente texto:

Donde dice:

  1. a) Los enclaves forestales en terrenos agrícolas.

Debe decir:

  1. a) Los enclaves forestales en terrenos agrícolas cuya superficie sea superior a dos hectáreas, sin perjuicio de que enclaves con superficies inferiores puedan tener dicha condición de terreno forestal, siempre y cuando la administración forestal determine de forma expresa, la función ecológica de protección y paisajística de los mismos.

Para la determinación de la función ecológica, de protección y paisajística de todos los enclaves, la Administración forestal, en colaboración con la Administración local incluida en cada demarcación forestal, tenga o no su PORF en vigor, redactarán un catálogo de enclaves donde queden reflejados los valores ecológicos, de protección y paisajísticos de cada enclave. Dicho catalogo se realizará en los años 2017-2018. Y se revisará automáticamente cada 3 años.

Donde dice:

  1. b) Los terrenos que aun no reuniendo los requisitos señalados anteriormente (…)

Debe decir:

  1. b) Los terrenos que se localicen dentro de una demarcación forestal que, aun no reuniendo los requisitos señalados anteriormente, queden adscritos a la finalidad de su transformación futura en forestal, en aplicación de las previsiones contenidas en los PORF de dicha demarcación forestal.

Donde dice:

  1. c) Los terrenos yermos y aquellos en que la actividad agraria haya sido abandonada por un plazo superior a diez años (…)

Debe decir:

  1. c) Los terrenos yermos, roquedos y arenales.

Donde dice:

  1. d) Las pistas y caminos forestales.

Debe decir:

  1. d) Los terrenos agrícolas abandonados por cese de actividad con anterioridad al año 2007 y que hayan adquirido signos inequívocos de su estado forestal.

Se considera signo inequívoco del estado forestal de un terreno la cobertura de especies forestales arbóreas o arbustivas por encima del cuarenta por ciento de la fracción de cabida cubierta aplicando como máximo a escala de parcela catastral.

Para la evaluación del estado forestal de los terrenos agrícolas abandonados por cese de actividad, la Administración forestal, en colaboración con la administración local incluida en cada demarcación forestal, tenga o no su PORF en vigor, redactarán un catálogo donde queden reflejados los valores ecológicos, de protección o paisajísticos, de cada finca agrícola abandonada. Dicho catalogo se realizará en los próximos 3 años. Y se revisará cada 4 años.

Se adiciona el apartado e) al art. 2 de la Ley 3/1993, de 9 de diciembre, de la Generalitat, Ley Forestal de la Comunidad Valenciana

  1. e) Las construcciones e infraestructuras actuales y futuras, destinadas en los PORF de las demarcaciones forestales a:

1º prevención, vigilancia y extinción de incendios forestales.

2º Gestión forestal.

3º Ecoturismo.

4º Aprovechamientos de recursos y productos naturales

Artículo 4. Modificación del artículo 6 de la Ley 3/1993, a la que se añade otra letra n)

Donde dice:

  1. d) Planificar y coordinar la acción de administraciones públicas (…)

Debe decir:

  1. d) Planificar, potenciar y mejorar la coordinación técnica y directiva entre las diferentes administraciones públicas, actores públicos y privados involucrados, en relación con las medidas necesarias para la prevención y lucha contra los incendios forestales

Se añade el punto n:

  1. n) Se planificarán y coordinarán las acciones adecuadas con las Administraciones públicas para la lucha contra el cambio climático en la Comunidad Valenciana.

Para lograr la coordinación adecuada, la necesaria optimización de los recursos económicos y humanos, y más eficacia en la obtención de los objetivos que se marcarán en la lucha contra el Cambio Climático, el Consell creará la Agencia Valenciana del Cambio Climático dependiente de la Presidencia de la Generalitat.

Artículo 5. Se adiciona una nueva letra d) al Art. 13 de la Ley 3/1993

Se adiciona un nuevo apartado el d)

  1. d) Terrenos forestales con alto potencial de captura de CO2, debido a su masa y especies vegetales dominantes.

Artículo 6. Se modifica el art. 16 de la Ley 3/1993

Donde dice:

En los términos establecidos en la legislación básica estatal, las corporaciones locales de la Comunidad Valenciana cooperarán con la Generalitat Valenciana (…)

Debe decir:

“En los términos establecidos en la legislación básica estatal, las corporaciones locales de la Comunidad Valenciana se coordinarán y cooperarán, incorporando los medios necesarios con la Generalitat Valenciana, para el logro de los objetivos previstos en la presente ley, en especial, en lo relativo a la gestión de servicios y actividades en materia forestal. En especial, la prevención de incendios forestales, actividades medioambientales y ecoturismo en suelo forestal, adaptación al cambio climático y servicios administrativos relativos a materias forestales como catálogos y registros de propiedades agrícolas abandonados en suelo forestal.

Artículo 7. Se modifica el apartado 2 del art. 18 de la Ley 3/1993

Donde dice:

“El Consejo forestal informará el Plan General de Ordenación Forestal, y los proyectos de ley y de decreto de la Generalitat Valenciana en materia forestal, así como otros asuntos que reglamentariamente se le atribuyan o que por su especial relevancia se sometan a su estudio”.

Debe decir:

“El Consejo forestal informará el Plan de Acción Territorial Forestal (PATFOR), y los proyectos de ley y de decreto de la Generalitat Valenciana en materia forestal, así como otros asuntos que reglamentariamente se le atribuyan o que por su especial relevancia se sometan a su estudio”.

Artículo 8. Se modifica el apartado 1, 2 y 3 del art. 21 de la Ley 3/1993

Donde dice:

  1. De acuerdo con lo dispuesto en el Plan General de Ordenación Forestal, la superficie de la Comunidad Valenciana se distribuirá en demarcaciones forestales (…)

Debe de decir:

“1. De acuerdo con lo dispuesto en el Plan de Acción Territorial Forestal (PATFOR) la superficie de la Comunidad Valenciana se distribuirá en demarcaciones forestales, delimitadas por criterios geográficos y dasocráticos apropiados para la gestión, protección y fomento forestal. Contemplándose los futuros escenarios forestales provocados por el cambio climático en nuestra Comunidad valenciana.”

Donde dice:

  1. En desarrollo del Plan general, la Administración (…)

Debe decir:

  1. En el desarrollo del Plan de Acción Territorial Forestal la Administración elaborará, aprobará y ejecutará Planes de Ordenación de Recursos Forestales (PORF) de demarcación, que sustituyen y equivalen a los planes forestales de demarcación (PFD) que concreten y desarrollen las directrices del Plan de acción Territorial Forestal.

Donde dice:

  1. La aprobación de los planes forestales de demarcación (…)

Debe decir:

  1. La elaboración de los Planes de Ordenación de Recursos Forestales (PORF) de demarcación corresponderá a la Dirección General competente en materia forestal.

En la elaboración de los (PORF) de demarcación se garantizará la información pública y el diálogo con las entidades locales, administraciones públicas y particulares o entes privados afectados.

La dirección general competente en materia forestal, a su vez, elevará a la persona titular de la Consellería competente las propuestas de los planes de ordenación de recursos forestales de las demarcaciones forestales previstas en el plan de acción territorial forestal.

Para cumplir los objetivos básicos de esta ley los planes de ordenación de recursos forestales (PORF) de las demarcaciones forestales, deberán de realizarse en los próximos 3 años, finalizando la consecución de los instrumentos de planificación y gestión forestal  antes  de acabar el  año 2019.

Artículo 9. Se modifica el art. 23 de la Ley 3/1993

Donde dice:

La Administración fomentará la agrupación (…)

Debe decir:

“La Administración fomentará y procederá a la agrupación de terrenos forestales públicos y privados para constituir unidades que propicien una mejor gestión forestal y aprovechamiento de los recursos naturales.

Para el logro de este objetivo la Administración, en cada una de las 12 demarcaciones forestales del PATFOR, en coordinación y colaboración con los entes locales existentes en cada demarcación, creará una oficina donde se establezca el registro de propiedades forestales públicas y privadas de cada municipio.”

Artículo 10. Se modifica el apartado 1 a la que se adiciona las letras h) y i), el apartado 3 y 4 art. 24 de la Ley 3/1993

Donde dice:

  1. La administración, previa audiencia a los propietarios, podrá declarar determinadas áreas como Zonas de Actuación Urgente (ZAU), con la finalidad de conservarlas (…)

Debe decir:

“La administración forestal, previa audiencia a los propietarios y a los entes locales de cada demarcación forestal, tengan o no aprobado su PORF, podrá declarar determinadas áreas de las demarcaciones como Zonas de Actuación Urgente (ZAU) con la finalidad de rehabilitarlas en su función forestal y favorecer su restauración siempre que en ellas concurra alguna de las siguientes circunstancias:

Se adiciona la letra h).

  1. h) Terrenos forestales con claros indicios de estar abandonados por la propiedad privada, más de diez años, y que dicha propiedad privada, no haya realizado ninguna gestión forestal, con el resultante peligro para el resto de suelo forestal de la demarcación forestal (incendios, plagas, erosión del suelo, fauna y flora…etc.)

Se adiciona la letra i).

  1. i) Terrenos forestales, no incluidos en el punto c) que muestren claros síntomas de estar afectados por alteraciones en su ecosistema natural, debidas al cambio climático.

Donde dice:

  1. Sin perjuicio de las ayudas que puedan establecerse, las medidas se ejecutarán por los propietarios de los terrenos (…)

Debe decir:

  1. “Sin perjuicio de las ayudas que puedan establecerse, las medidas se ejecutarán por los propietarios de los terrenos. No obstante, éstos podrán convenir con la Administración su ejecución, aportando medios personales, materiales o mediante empresas de gestión forestal acreditadas ante dicha administración o, en su defecto terrenos.”

Donde dice:

  1. La declaración podrá, igualmente limitar e incluso prohibir los aprovechamientos que sean incompatibles (…)

Debe decir:

  1. La declaración podrá, igualmente limitar e incluso prohibir los aprovechamientos que sean incompatibles con su finalidad, por el tiempo estrictamente necesario. Excepto el punto h) del apartado 1, que se regirá por los instrumentos técnicos de gestión ordinarios.”

Artículo 11. Se modifica el apartado 1 del art. 27 de la Ley 3/1993

Donde dice:

  1. La Consejería de Medio Ambiente fomentará y desarrollará la regeneración de la cubierta vegetal de todos los terrenos forestales idóneos.”

Debe decir:

  1. La Consejería de Medio Ambiente fomentará y desarrollará la regeneración de la cubierta vegetal de todos los terrenos forestales con viabilidad.”

Artículo 12. Se modifica el apartado 1 y 4 del art. 29 de la Ley 3/1993

Donde dice:

  1. La administración forestal establecerá dentro del Plan General de ordenación Forestal un programa especial para asegurar el mantenimiento y/o recuperación de especies singulares y de formaciones o ecosistemas específicos.”

Debe decir:

  1. La administración forestal establecerá dentro del Plan de Acción Territorial Forestal un programa especial para asegurar el mantenimiento y/o recuperación de especies singulares y de formaciones o ecosistemas específicos.”

Donde dice:

“4. La Administración forestal potenciará viveros forestales para la producción, sobre todo, de especies autóctonas, así como la creación de bancos de semillas de especies vegetales propias de la Comunidad Valenciana.”

Debe decir:

“4. La administración forestal creará, financiará y gestionará, viveros forestales propios para la producción, sobre todo, de especies autóctonas, así como la creación de bancos de semillas de especies vegetales propias de la Comunidad Valenciana.”

Artículo 13. Se modifica art. 32 de la Ley 3/1993

Donde dice:

“La Administración forestal podrá requerir a los transformadores y almacenistas de productos forestales que justifiquen el origen de las partidas, el objeto de comprobar las talas y demás aprovechamientos forestales, en especial los extraídos de terrenos forestales.”

Debe decir:

“La Administración forestal podrá y deberá requerir a los transformadores y almacenistas de productos forestales que justifiquen el origen de las partidas, el objeto de comprobar las talas y demás aprovechamientos forestales, en especial los extraídos de terrenos forestales.”

Artículo 14. Se modifica los apartados 1 y 2 del art. 45 de la Ley 3/1993

Donde dice:

  1. La Administración someterá a informe de los entes locales, a cuyo ámbito territorial afecten, los instrumentos de ordenación y programación de los terrenos forestales y las declaraciones de zonas de actuación urgente y de áreas de alto riesgo de incendio.

Debe decir:

  1. La Administración someterá a informe de los entes locales, a cuyo ámbito territorial afecten, los instrumentos de ordenación y programación de los terrenos forestales y las declaraciones de zonas de actuación urgente y de áreas de riesgo de incendio.

Donde dice:

  1. Los municipios podrán elaborar los Programas de Gestión y Mejora de los montes de su propiedad o, en su defecto, ejecutarán los aprobados por la administración de la Generalidad.

Debe decir:

Apartado 2.   “Los municipios podrán elaborar los programas de gestión y mejora de los montes de su propiedad o, en su defecto, ejecutarán los aprobados por la Administración de la Generalitat.  Así mismo, podrán elaborar programas de gestión y mejora de los terrenos   agrícolas abandonados, de más de 10 años o con 40% de cabida cubierta, que hayan pasado  a ser  suelo forestal, en los cuales la propiedad  privada, haciendo dejación de sus obligaciones,  no haya realizado  ningún tipo de gestión  y mejora.

Artículo 15. Se modifica los apartado 1 y las letras c) y se adicionan las letras h), l) y j) al apartado 2 del art. 46 de la Ley 3/1993

Donde dice:

  1. Para el logro de los objetivos de la presente ley, podrán establecerse acciones concertadas (…)

Debe decir:

  1. “Para el logro de los objetivos de la presente ley, podrán establecerse acciones concertadas mediante convenios con los municipios, los propietarios y los particulares. Su objeto será la gestión, conservación, rehabilitación, ampliación y mejora de los terrenos forestales de todas  las demarcaciones  forestales.
  2. “A los efectos de esta ley, se considerarán acciones concertadas:

Donde dice:

  1. c) Los consorcios administrativos para la reforestación y (…)

Debe decir:

  1. c) “Los consorcios administrativos para la reforestación, regeneración y gestión   de terrenos forestales o de otros que hayan  dejado de ser utilizados para fines agrícolas  y estén censados  en el registro de fincas agrícolas  abandonadas  de cada  demarcación forestal.

Se adicionan los puntos h), I) y j).

  1. h) Los acuerdos de la Administración forestal con los ayuntamientos de cada demarcación forestal, para la realización de trabajos de infraestructuras de comunicación, que faciliten la gestión, la prevención, la vigilancia y la extinción de incendios.
  2. I) Los acuerdos de la Administración forestal con los ayuntamientos, mancomunidades o Consorcios de cada demarcación forestal, para la realización de los servicios de recogida de RSU, residuos inertes, etc. que se generen en los espacios protegidos de la Comunidad
  3. J) Los acuerdos de la administración forestal con los ayuntamientos o entidades locales de cada demarcación forestal, para la realización de servicio de vigilancia y control de accesos en época alta de riesgo de incendios, vandalismo y prevención contra delitos ecológicos.

Artículo 16. Se modifica los apartado 1 y las letras a) y c), el apartado 2 letras b), c), el apartado tercero y se adiciona un nuevo apartado 4 al art. 49  de la Ley 3/1993

Donde dice:

  1. a) La conservación y utilización de los montes o terrenos forestales, sin perjuicio (…)

Debe decir:

  1. a) La conservación, gestión y utilización de los montes o terrenos forestales conforme a su destino, y de acuerdo con sus características edafológicas, morfológicas y geológicas.

Donde dice:

  1. c) La introducción de las mejoras necesarias y realización de las actuaciones (…)

Debe decir:

  1. c) La introducción de las mejoras necesarias tanto técnicas como económicas, y realización de las actuaciones precisas para la gestión, conservación, producción y utilización de los montes y terrenos forestales.

Art.  49. 2. Son deberes específicos de los titulares de los terrenos forestales:

Donde dice:

  1. b) La realización de los aprovechamientos conforme a los principios y condiciones establecidas (…)

Debe decir:

  1. b) La realización de gestión forestal de sus fincas, y sus aprovechamientos conforme a los principios y condiciones establecidos en la ley,  y de acuerdo con los respectivos programas y proyectos.

Donde dice:

  1. c) La eliminación de los restos de tala y lucha contra las plagas que puedan afectarle.

Debe decir:

  1. c) La eliminación de los restos de tala, lucha y erradicación de las plagas y enfermedades que pueden afectarles.

En el apartado 3 del Art. 49.

Donde dice:

  1. El descuido, abandono o dejación del ejercicio de las facultades o deberes dominicales, que suponga graves implicaciones para la conservación (…)

Debe decir:

  1. La fehaciente constatación de inexistencia de gestión forestal de descuido, abandono o dejación del ejercicio de las facultades o deberes dominicales, que supongan elevados riesgos y graves implicaciones para la conservación y protección de los terrenos forestales o para el cumplimiento de sus funciones esenciales, facultará a la administración forestal a actuar de oficio, mediante los trámites administrativos pertinentes, sobre los terrenos privados carentes de gestión forestal.

Trasladando a la propiedad dominial, los costes de dicha gestión o en su caso, proceder a repercutir en dicha propiedad los gastos generados durante el tiempo pertinente, hasta su amortización.

La propiedad dominial, una vez notificada por la administración del estado de abandono de su propiedad, podrá proceder a notificar a la Administración en 30 días que por sus propios medios o mediante empresas de gestión forestal acreditada en la administración, procederá a la realización de la gestión forestal de su propiedad, acorde con los proyectos técnicos pertinentes. Quedando interrumpido el proceso de oficio de la Administración.

Se adiciona un nuevo apartado 4, al art. 49

  1. La Administración podrá, mediante acciones concertadas con los entes locales de las demarcaciones forestales, realizar acciones conjuntas que faciliten la gestión, rehabilitación, conservación, localización y notificación, de dichas de fincas agrícolas abandonadas  en sus términos municipales.

Artículo 17. Se modifica los apartados 1 y 3 del art. 50 de la Ley 3/1993

Donde dice:

  1. Corresponde a la Administración establecer las medidas adecuadas para vigilar y prevenir (…)

Debe decir:

  1. Corresponde a la Administración establecer las medidas adecuadas para vigilar y prevenir y erradicar la erosión, las plagas, enfermedades, los incendios forestales y los efectos de la contaminación atmosférica sobre los bosques, así como para contrarrestar sus efectos. Igualmente, podrán declarar el tratamiento obligatorio en una zona y establecer las medidas cautelares precisas, mediante resolución motivada.

Donde dice:

3 Los titulares de terrenos forestales (…)

Debe decir:

3 Los titulares de los terrenos forestales afectados por plagas o enfermedades deberán comunicarlo por escrito o telemáticamente con acuse de recibo a la administración, que fijará las medidas que obligatoriamente habrán de ser llevadas a cabo por aquéllos. En caso de incumplimiento por los titulares, la Administración podrá llevarlas a cabo subsidiariamente, para lo cual dispondrá de libre acceso a los terrenos afectados.

Artículo 18. Se modifica el apartado 2 del art. 52 de la Ley 3/1993

Donde dice:

  1. Los titulares de los terrenos afectados están obligados a notificar por escrito (…)

Debe decir:

  1. Los titulares de terrenos afectados están obligados a notificar por escrito o cualquier otro medio electrónico con acuse de recibo, su existencia a la Administración forestal de cada demarcación forestal.

Así mismo, los entes locales de cada demarcación forestal deberán notificar por escrito o telemáticamente con acuse de recibo a la Administración forestal, la existencia de plaga o enfermedades, existentes en sus términos municipales.

Artículo 19. Se modifica los apartados 1 y 2 del art. 53 de la Ley 3/1993

Donde dice:

  1. La Consellería de Medio Ambiente podrá declarar de utilidad pública y tratamiento obligatorio (…)

Debe decir:

  1. La Administración forestal declarará de utilidad pública y tratamiento obligatorio la lucha contra una plaga o enfermedad forestal, con delimitación de la zona afectada.

La Administración forestal, una vez declarada la utilidad pública o enfermedad forestal y delimitada la zona de actuación, procederá a realizar acciones concertadas con los entes locales afectados de cada demarcación forestal.

La Administración forestal elaborará un plan conjunto de actuación coordinado con los entes locales y determinará los trabajos y medidas a tomar para lograr la extinción total de la plaga o enfermedad.

Desde la declaración de utilidad pública y tratamiento obligatorio por parte de la Administración forestal, hasta la extinción de la plaga o enfermedad no deberán de transcurrir más de 12 meses.

Para conseguir los objetivos marcados en el plan de actuaciones conjuntas entre la Administración forestal y los entes locales se utilizarán medios técnicos y humanos de ambas Administraciones y de empresas laborales y mercantiles acreditadas en la Administración forestal.

La Administración forestal, al mismo tiempo que determina la zona afectada por la plaga o enfermedad, considerará la opción de realizar, dentro del plan conjunto de actuación medidas complementarias de gestión forestal.

Donde dice:

  1. Los titulares de los terrenos afectados (…)

Debe decir:

  1. Los titulares de los terrenos afectados por la citada declaración de utilidad pública, aceptarán obligatoriamente los trabajos y medidas de prevención y extinción correspondientes.

La administración Forestal actuará subsidiariamente con cargo a los titulares de los terrenos o aprovechamientos forestales afectados en caso de incumplimiento de las obligaciones de estos últimos.

Artículo 20. Se modifica los apartados 1, 2 y 3 y 5 del art. 55 de la Ley 3/1993

Apartado 1

Donde dice:

  1. Corresponde a la Administración de la Generalidad Valenciana la planificación, coordinación y ejecución de las medidas y acciones necesarias para la prevención y lucha contra los incendios forestales, conjuntamente con las demás Administraciones Públicas y en colaboración con los particulares

Debe decir:

  1. Corresponde a la Administración de la Generalidad Valenciana la planificación, coordinación y ejecución de las medidas y acciones necesarias para la prevención y lucha contra los incendios forestales, conjuntamente con las demás Administraciones Públicas y en colaboración con los particulares. Distinguiendo claramente entre los conceptos de prevención, vigilancia y extinción, considerando que la vigilancia no puede ser considerada prevención, sino observación y, en consecuencia, deben distinguirse las actuaciones y las medidas económicas de estos tres apartados.

Apartado 2

Donde dice:

  1. A estos efectos y sin perjuicio de que a los efectos establezca (…)

Debe decir:

  1. A estos efectos y sin perjuicio de lo que al, efecto establezcan el Plan de Acción Territorial Forestal de la Comunitat Valenciana (PATFOR) y el Plan de Ordenación de los Recursos Forestales (PORF), la administración forestal aprobará, dentro de estos últimos, los planes sectoriales de prevención de incendios forestales, que contendrán las previsiones necesarias respecto a las actuaciones y medios para la prevención y extinción de incendios.

Apartado 3

Donde dice:

  1. Las entidades locales con terrenos forestales en su territorio podrán redactar planes locales (…)

Debe decir:

  1. Las entidades locales con terrenos forestales en sus términos municipales redactarán obligatoriamente planes locales de prevención de incendios forestales (P.L.P.I.F.) debiendo remitirlos a la administración forestal de su demarcación. Estos planes locales tendrán carácter subordinado respecto a los Planes de Prevención de Incendios Forestales de cada demarcación.

Aquellos municipios que carezcan de medios para ello, podrán solicitar apoyo técnico y logístico de la administración forestal para su redacción.

Apartado 5

Donde dice:

Apartado 5. Los propietarios de terrenos forestales y las entidades locales de las zonas de alto riesgo de incendio forestal (…)

Debe decir:

Apartado 5.  Los propietarios de terrenos forestales y las entidades locales  de cada  demarcación forestal tendrán la obligación de adoptar y ejecutar las medidas adecuadas emanadas de las directrices de los Planes Locales de Prevención de Incendios Forestales de cada uno de los entes locales existentes en cada  demarcación forestal para  prevenir los incendios forestales y deberán realizar por su cuenta o mediante acciones  concertadas con la Administración  forestal los trabajos que se especifiquen en la programación de los planes locales de prevención de incendios forestales, para lo cual , la administración forestal  establecerá  ayudas  técnicas logísticas y económicas una vez entren en vigor dichos planes locales.  Los P.L.P.I.F. se ejecutarán en 5 años y deberán ser revisados anualmente.

En el caso de que fehacientemente se constate  por  notificación y acuse  de recibo por parte  de los entes  locales de cada demarcación que los propietarios afectados no realicen los trabajos indicados en la programación en el tiempo y forma establecidos en los planes locales de prevención de incendios forestales de la entidad local a la cual pertenecen los terrenos forestales particulares, la administración forestal podrá, previo apercibimiento, acudir a la ejecución subsidiaria a coste del obligado.

La administración forestal de demarcación podrá realizar acciones concertadas con los entes locales de cada demarcación para la ejecución administrativa de dichas ejecuciones subsidiarias como último recurso, y dentro de una actuación coordinada con la programación y ejecución  parcial o total  de los  planes locales de prevención de incendios  de los entes locales  de cada demarcación.

Con motivo de los trabajos de extinción de incendios forestales se podrá, aun sin contar con la autorización de los propietarios, entrar en los terrenos forestales, utilizar caminos y aguas, abrir cortafuegos y establecer contrafuegos, dando cuenta posteriormente a la autoridad judicial a los efectos procedentes en el más breve plazo posible.

DISPOSICIONES FINALES

Primera. Se habilita al Consell para dictar las disposiciones necesarias para el desarrollo y aplicación de la presente ley.

Segunda. Toda referencia que aparezca en la ley al Plan General de Ordenación Forestal se entenderá referida al PATFOR (Plan de Acción Territorial Forestal).

Tercera. Esta Ley entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Generalitat valenciana.

Corts Valencianes, a 12 de maig de 2017

podemos grup parlamentari comunidad Valenciana

 

Utilizamos cookies de terceros para realizar análisis estadísticos de nuestro sitio Web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso, más información aquí.  CERRAR